lunes, abril 27, 2009

Trauma aeroportuario


Tu pasaporte vence hoy. Si por un problema el avión sale después de las doce no te podemos dejar salir del país.

-Y a la vuelta cómo hago?

-Para volver a entrar al país no te pueden decir nada. El tema es salir del país con documentación vencida.

¿Por que mierda elegí el pasaporte en vez del D.N.I.? Igual estaba todo bien porque el avión salía en horario.

Fui a Uruguay cinco días a trabajar. A punta del este.

Mi avión de vuelta salía a las cinco y veinticinco de la tarde. Fui a Montevideo al mediodía para tener una reunión en la embajada argentina a ver si me daban apoyo para filmar un corto en la costa uruguaya. Después de la reunión comí un chivito en la pasiva e hice un poco de tiempo. Faltaba mucho igual para que se hiciera la hora pero decidí ir al aeropuerto temprano a usar el wifi. Fui en un taxi que me salió casi cincuenta pesos argentinos. Estuve pelotudeando en la Internet hasta que se hizo la hora. Pasé mi equipaje por los rayos, me tiraron un desodorante a la basura y llegue a la ventanilla de migraciones. La mina era una rubia tensa. Ve mi pasaporte y me dice que está vencido. Cierto! Me acuerdo. Le digo que en buenos aires me dijeron que no había problema para volver, el tema era salir del país. Ella con una risa histérica me dice que para ellos también es un problema que yo tenga mi pasaporte vencido. Le pregunta al tipo que se sienta al lado de ella y que sella los pasaportes, qué se supone que tiene que hacer. El tipo estaba consumido como una pasa por el cigarrillo. Le dice: Si estás en un buen día dejalo pasar, si no, no lo dejes. Ella sin pensarlo dos segundos me miró y me dijo que vaya al consulado para que me den un pasaporte momentáneo para poder volar. Iba a tener que perder el vuelo. Al ser consciente de que dependía de ella y de ese momento actué un poco una preocupación exagerada que no me sirvió de nada. Me hice el pollito mojado pero no surtió efecto. De judío precavido había llevado cien pesos y cien dólares. No tuve que gastar un peso en los cinco días del viaje, entonces estaban enteros. Me tomé un taxi, pero uno de los del aeropuerto, que son mas lindos y me desayuné que salían ciento veinte pesos argentinos!!! No tenía tiempo y me subí sin parar de quejarme por el robo. El taxista era un viejito que escuchaba el partido. Después me explico que era Argentina-Bolivia. Le pregunté si cuando escucha al relator se puede imaginar qué es lo que esta pasando en la cancha. Su respuesta fue muy etérea y no entendí. Iban cinco a uno, Argentina abajo. Me agarró un repentino patriotismo futbolero que sólo me aparece en los mundiales y no en todos. Es por la altura me explicó. Los jugadores están fatigados. Antes de llegar me dijo que por cientocincuenta pesos totales me traía de vuelta al aeropuerto. Me esperó en la vereda mientras yo hacía el trámite. Eran las seis y el consulado cerraba seis y media. El avión lo había perdido y el siguiente salía a las ocho y cuarto. En el consulado me hicieron llenar un formulario rarísimo. Entre las preguntas estaba color de pelo, color de ojos, nariz (?) puse puntiaguda. Talla: small.

Un tipo lo tipeó en la compu y lo imprimió. Cambió puntiaguda por recta y en la altura me bajo dos centímetros. No se por qué. Me pidieron cuatro fotos carnet. Salí corriendo a hacerlas. Tenía que pagar veinte dólares por el trámite, treinta dólares de penalidad por perder el vuelo y un taxi carísimo. Tenía las monedas contadas. Fui a una casa de cambio y los uruguayos se tomaban su tiempo, pero ya no me hacía gracia esa característica que puede ser simpática turísticamente. Entre los pibes del consulado comentaron el partido que terminó seis a uno! La altura, les explico. Y me avergüenzo de mi caradurez.

Llego justo al aeropuerto. Hago los trámites y en el camino a la ventanilla maldita, me cruzo con la chicarubiatensa y me echa una mirada digna de la villana de una serie adolescente estilo Beverly Hills 90210. Ahora en la ventanilla hay dos personas distintas: él: joven, grandote y saludable. Ella con una sonrisa llena de dientes. Incluso más dientes de lo normal. Les explico lo que me pasó. El tipo estudia el pasaporte temporal que era solo una hoja con una foto mía con cara de asustado y me dice “Pero esto no está validado”. Pánico. Es un chiste! dice y se ríe. Hice de cuenta que no existía.

Viajé molido. Quise dormir pero el vuelo duró media hora. Cuando me calmé del trauma que me significa despegar, el piloto estaba avisando que estábamos descendiendo en aeroparque.

Ahora entiendo a la gente que se pone histérica pensando en qué papeles se olvida antes de volar y llega hiper temprano al aeropuerto. Me estoy volviendo uno de ellos.

6 Comments:

Blogger gordacaramelo said...

volar es un tema delicado.
no por el miedo a las alturas, sino por lo que cuesta que el avión despegue contigo.
Hace dos años realize mi viaje de 15, sola a Canada pero antes tenía que hacer escala en Estados Unidos, en Atlanta, yo con mi Inglés básico, para nada asustada,cómoda y feliz, hasta que llego a Atlanta y me encuentro con que mi vuelo había sido cancelado, claro, eso lo logré saber despues de transitar por toooooodos lados,intentando saber porqué me habían puesto un sello rojo en mi lindo pasaje.
En fin, logré hablar con un traductor, y me explicó que debía quedarme desde las 6 de la mañana que eran en ese momento hasta que se "decidá" otro vuelo, mi cara de horror se lo dijo todo, yo desesperadisima ,y sola, una sensación horrible,que terminó a las 4 de la tarde .
Pero bueno, el viaje valió la pena, solo queria que sepas que los traumas aeropuertarios transcurren a diario...
ÉXITOS!

Aldana

11:58 p. m., abril 27, 2009  
Blogger Seda said...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

2:21 p. m., mayo 09, 2009  
Blogger la99 said...

ohhh martin que historia traumatica!!!
aca disfrutando tu blog.
nat99 (la de WKD BA)

12:59 p. m., mayo 13, 2009  
Anonymous Ica! said...

Hola! Siempre paso por ek blog y la verdad es que la historias son muy buenas. Paso a contarte algunas cosas que me pasaron en mis viajes, no es que sea un joven viajado, pero bueno. Hace dos años fui a hacer una pasantia en cocina a España, San sebastian. Salgo de ezeiza, todo muy bien sin ningun problema, llego a Madrid y nos registran hago migraciones y en un momento cuando me toca pasar por los controles de segurida, sobre con documentacion en mano, me piden que saque todo lo que tengo en la mochila, me saque los zapatos y el cinturon, no se por que pero bueno, lo hago cuando me dan el ok me voy empiezo a boludear por el aeropuerto, que quien lo conozca sabe lo que son sus dimensiones y en determinado momento me doy cuenta que dicho sobre con la docuementacion no lo tenia mas en mi poder, podras imaginar la desesperacion, no tenia mi dni mi pasaporte mi seguro medico ni mi pasaje para seguir viaje y para volver a los tres meses al pais. Preguntando y preguntando, despues de recorrer el aeropuerto entero logro reencontrame con el pasaporte y finalmente subirme al avion que me llevaba a San sebastian...Pero como cuando a mi me pasan cosas son completas, cuando llego al mini aeropuerto de San sebastian, vamos con mi compañera de viaje a buscar las valijas y que puede haber pasado mi valija nunca salio, ya nuevamente en un estado de panico me acerco a la oficina de iberia y me dicen muy tranquilamente que como es avion era chico mi valija no habia entrado y que no me preocupera que llegaba en otro avion a las tres horas. Como? si si la mandaron en otro avion, eso fue lo que recibi como toda respuesta, finalmente pude reencontrarme con mi valija...tres dias despues. Y bueno dejo para otro momento el dia que no me querian dejar entrar en EE.UU porque decian que mi permiso, por ser menor de edad, no era valido. Siempre algo me pasa. Este año viajo a Peru! Veremos cual sera el nuevo problema. Saludos! Que sigas bien!

3:24 a. m., mayo 18, 2009  
Blogger Rodrigo said...

Martín! Brillante tu anécdota, me estoy riendo mucho. Como escribís muy bien, se hace muy entretenido tu blog. En ese momento en Uruguay la habrás pasado mal, pero estas historias siempre terminan siendo momentos agradables en charlas con amigos, o como en este caso, en un post. no tengo historias muy curiosas de viajes en avión, soy de los que van temprano y con todos los documentos (je)! así que no puedo aportar mucho más... que sigas bien! fuerte abrazo! rodrigo

10:57 a. m., mayo 21, 2009  
Blogger Mai.- said...

¿Teniendo el directo a Montevideo en tres horas te tomaste un avión?

6:00 p. m., febrero 07, 2012  

Publicar un comentario

<< Home