lunes, febrero 20, 2006

Los clásicos no envejecen

Espero el subte sentado en un banco. Al lado mío un chico de veinte años hojea una revista. Espío a ver qué lee y me encuentro con una modelo, o una vedette muy linda que de todas formas empezó como modelo, haciendo topless en alguna playa supuestamente recién descubierta por el hombre, que pronto va a pasar a ser anticuada.
Todas las revistas en el puesto de diarios exhiben mujeres haciendo topless y verlo sigue siendo toda una sorpresa. Veo una teta y me siento un adolescente en 1926. La figura humana desnuda sigue siendo una novedad después de millones de años de haber nacido. Si fue lo primero con lo que nos encontramos al llegar al mundo, ¿cómo puede seguir siendo tapa de una revista? Tendríamos que leer revistas con fotos de computadoras abiertas. Nos deberíamos masturbar pensando en censores láser. Los paparazzis deberían matarse por entrar a la general motors para robar alguna foto de un prototipo de auto volador.
Hasta hace un rato me sentía moderno.

3 Comments:

Blogger Seda said...

es genial

11:56 p. m., enero 15, 2009  
Blogger Georgina Elizabeth Aguirre said...

"me siento un adolescente en 1926"

bella imagen...

lo que uno descubre googleando noctambula...

saludos atentos.

1:43 a. m., marzo 20, 2009  
Anonymous florecita said...

Me copa lo que hacés Martín! te recontra banco!!
saluti

7:56 p. m., febrero 21, 2012  

Publicar un comentario

<< Home